miércoles, 1 de mayo de 2013

Primavera


Primavera, luna llena,  los cuarenta haciéndose presentes, pre adolescencia, hormonas revoloteando,  lluvia, pájaros que anidan, crían, aman. Primero de mayo, todos a la Plaza, Amanda que llega, Héctor que se va. Quedarme en casa, ver la vida pasar, escuchar a Drexler,  querer tener algo que decir y plasmarlo en esta hoja, algo sobre estas ganas tremendas que de pronto me asaltan, unas ganas de cambiar, de darle un giro a la vida, de decir con otras formas de decir, CREAR!!!
La locura forjándose dentro, el espíritu que se revela ante la rutina y no puedo hacer oídos sordos, no a él. Me agita, me impacienta, quiero que sea ya! El día de la liberación. Ay, qué días tan lindos aquéllos en los que nos liberamos, aquéllos en los que saltamos al vacío sin saber que será del qué vendrá. Abrirle paso a la vida, así, de la manera más pura y primitiva, la vida que se presiente, se sueña, se visualiza, pero no se planifica, no se trazan estrategias…..ay, qué lindos días aquéllos en que nos dejamos llevar, fluir por nuestra voz profunda, por nuestra verdadera voz, que nos devuelve nuestra esencia sin prejuicios y  sin miedos por lo que vendrá… sin nostalgia por lo que ya fue. Cambios rotundos, 180 grados girando en tu vida, la otra cara de la moneda, el lado oculto de la luna, descubrirlo, escuchar lo que nos espera, tantear a ciegas, disfrutar de la sorpresa, plenitud del vacío, del comenzar de nuevo y que viva la vidaaaaaaaaaaaa! Reconocer la certeza que siempre ha anidado dentro de ti….nada comienza, nada termina, todo es un eterno fluir, ir y venir, círculo infinito y bello de ver la vida pasar, las altas y las bajas, la claridad y la oscuridad, el día y la noche,  el invierno y la primavera…todo, de manera tan natural. Bello, bellísimo contemplar la vida en su totalidad, sin forzar nada, tan sólo permitir que suceda, sin dudas, todo será… como tenga que ser y entonces…actuar, salir a la calle, saludar a todo el que te encuentras, bañarte en un aguacero, tomarte un helado, besar a quien amas y contarle que lo amas, caminar, mirar arriba, a la copa de los árboles, escuchar a los pájaros, conversar con ellos, mirar las nubes e imaginar figuritas, cantar una canción bien infantil a toda voz, puede ser esta misma que escucho ahora, que me recuerda con su melodía lo bonito de la vida…Inoportuna, de Jorge Drexler, bailarla en la sala de tu casa, disfrazarte….y seguir bailando….la misma canción si quieres, no importa, sigue dejándote llevar, llama a un amigo, dile que lo quieres, sal a tomarte un trago, aunque tan solo sea …limonada frapeada, dibuja, baila con tu hija, ayyy, dile que la amas, mucho, muchísimo, tanto que, claro que sí, también puedes concebir la vida sin ella: con ella en libertad, háblale del amor, ríete de sus cosas y de las tuyas….muchísimo más, haz el ridículo, ríete de tu ignorancia, de tanta bobería que te ronda la cabeza a veces, casi siempre, ríete de ti, sí! de ti misma…y sana tu alma para este nuevo amanecer, pequeña ave de paso.

Laura de la Uz, filmando “Vestido de novia” 


(Fotografías © Héctor Garrido)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Hola! Aquí puedes escribir tus propias notas o comentarios. Muchas gracias.